Vístete de rojo, mi color favorito

¿Qué es el rojo y qué simboliza? Acercándonos a lo vivificante de los matices 

Rojo es pasión, no cabe dudarlo. El color rojo es, a fin de cuentas, el color de la sangre; lo que es simbólicamente traducible a aquello que nos mantiene vivos, a las señales de Vestido 058 -BM1173peligro, a percepciones de alerta en la retina, a algo que no puede pasar inadvertido. Observar este color en casi cualquier matiz es saber que se le concede especial atención, pues resalta incluso en las paletas de colores más disímiles a nuestro alrededor. El rojo es, pues, vida, aventura, peligro y, ciertamente, amor. 

El color rojo es una advertencia, un estímulo o acaso una señal reticente de lo que nos aguarda. Es por eso que las cosas rojas no pasan inadvertidas de buenas a primera, pues tal parece estar Chaqueta SN1107Rinscrito en nuestro sistema nervioso que este es un elemento característico e imposible de ignorar. Basta con observar la preferencia de las cadenas de comida por utilizar estos tonos rojizos en las instalaciones físicas o logotipos que representan a sus marcas. Sin lugar a dudas, el rojo despierta el deseo en todas sus instancias y propósitos. Aquello denotado en su aspecto por este colorado encarnizado seguramente nos mantendrá al tanto de su presencia si se queda dentro de nuestro rango visual.

BODY BD 2008Poco habría que explicar al momento de incentivarte incorporar esta pigmentación a tu apariencia, puesto que ya desde el inicio es muy evidente que resaltarás tu imagen de forma positiva ante las personas, pero vale la pena hacer recuento de algunas motivaciones del porqué esta gama básica es tan llamativa.

 

La evolución y la sexualidad como bases para apoderarnos de los matices rojizos. Sensualidad, peligro y caprichos asegurados a toda costa 

Siendo francos, notificarnos del peligro y vigorizarnos es un rasgo desarrollado gracias a años de evolución, o por lo menos eso aseveran algunas hipótesis científicas. El instinto de autoconservación está muy ligado detectar amenazas que atenten contra la integridad propia o de nuestros allegados. Esa es una de las estrategias que ha hallado el organismo humano para entender la exposición al peligro y poder actuar para evitar una circunstancia aún menos favorable. Parece un comportamiento tan natural como aprendido el darse cuenta que el derramamiento de sangre es señal de que nuestra seguridad está en riesgo. En otras palabras, es suficiente con el dolor asociado a un punto abierto en nuestra piel para asociar este líquido que emana de nuestro cuerpo al frenesí de emociones intensas.

Botines 041-130Pero ¡hey! No se detiene a eso el papel que desempeña ese fluido intravenoso en nuestra concepción del color rojo. Es más, el rol de la sangre en nuestro sistema simpático y parasimpático está tan ligado a las emociones fuertes que es muy difícil no relacionarlo con las sensaciones que están al borde del sentimiento exacerbado. La ira, el amor, el éxtasis; los picos emocionales son marcados por los tonos carmines en lo amplio de su espectro de manifestación. Hay quienes dicen experimentar tanta rabia que ven todo rojo, y con respecto al amor, solo hay que observar el mundo un día de San Valentín para convencernos de la preponderancia de los escarlata sobre otros tonos en lo que a pasiones respecta. 

Ese es en especial nuestro siguiente punto: lo carnal. Tal indican algunas comunidades académicas que esta tonalidad está también presente en nuestro instinto de apareamiento a través de nada más y nada menos que eso que llena nuestras arterias y venas. Nos referimos a que es sabido que muchos mamíferos, y en especial los simios menos peludos, tienen la particularidad de exhibir la etapa ovulación en la hembra de la especie como un signo de fertilidad. Eso se traduce en el clásico rubor de mejillas y labios producto del ensanchamiento de vías, mostrando el claro aumento de circulación de la sangre en muchas zonas. Y no lo neguemos, al fin y al cabo somos animales, por lo que el inconsciente masculino verá en este signo una oportunidad de reproducción digna de ser aprovechada, otro motivo para no pasar desapercibida esta coloración.

Vestido Casual Corto Strapless 2629Esa es la razón por la que el rubor y el labial son algunos de los métodos de resaltar en la multitud más antiguos de la especie. Imitar la disposición a encuentros carnales de manera discreta (apelando a los impulsos fundamentales) es tremenda alternativa a la hora apersonarnos frente al mundo. Recordemos nuevamente que somos seres sexuales inclusive si queremos negarlo, dado que nuestra especie está llamada a emparentarse aún si eso no significa reproducirnos en efecto. Así, el carmesí y sus aledaños tonales siempre tendrán un lugar en el imaginario público cuando escuchamos la palabra sensualidad. Es innegable su carácter afrodisíaco.

Las manzanas, las cerezas, los lazos, la sangre: todo apunta a la satisfacción de un deseo, y  Afrodita, Venus, Cupido y Valentín dan fe de eso. Ahora imagínate conjugar tus prendas del día (o de la noche) con esos efectos atrayentes; seguro obtendrás un coctel de atención fijada en ti y en la confianza que transmite el vestir este poderoso color. Cualquier prenda se ve bien en el tono clásico de las rosas, piénsalo. 

El usufructo del escarlata a placer es ilimitado en posibilidades, y los modistas lo saben. Vestir de rojo es no pasar bajo el radar, sino atraer miradas y captar atenciones; y esa es explicación satisfactoria con tal de animarte a utilizarlo a tu favor como atributo. Gozar del rojo es gozar de sus frutos, por lo que hay excusas entonces para hacer uso del color en pro de nuestros intereses sentimentales, siquiera si es en los marcos maquiavélicos y juguetones que nos llevan a cumplir nuestros caprichos ¿Por qué no?

 

Abrir chat
Need help?
Hello
Do you need help?